Desde que te perdí

. 20100214
0 comentarios



Las cosas no andaban bien, 
nada me salía,
mi vida era un túnel sin salida, 
pero...

Desde que te perdí
se están enamorando todas de mí
y hasta algunas me quieren convencer
que con ellas podría ser feliz.

Desde que te perdí
las puertas se me abren de par en par,
se me abrió hasta la puerta de Alcalá
y yo aprovecho cada oportunidad.

Desde que te perdí
nunca tuve tal libertad
desde que te perdí
no me importa nada de ná...

Desde que te perdí
la vida me sonríe sin cesar,
tengo trabajo y mucha estabilidad
y hasta he trepado en la escala social.

De ágape en ágape,
princesas me sonríen de cuando en vez,
me dicen el Hugh Hefner Aragonés,
seguro que no sabes ni quién es...

Desde que te perdí 
hago lo que me da la gana
Desde que te perdí 
ya no tengo ganas de nada...

Desde que te perdí
tomamos unas cañas por ahí,
me dices que no es lo mismo ya sin mí,
que ahora también eres mucho más feliz...

Desde que te perdí,
desde que me perdiste
desde que me perdí, 
desde que te perdiste...

El bajista me está pegando

. 20100204
0 comentarios

El blog se llama punk burgues y la idea era, también, poner algo de música de fondo, hasta que se convirtió en mi "blog serio", así que para recordar lo que se quería antes, aquí les dejo esta de El Cuarteto de Nos, una buena banda uruguaya de rock-pop-punk. Espero les guste.


Asustados por la Teta (crítica a las críticas)

. 20100202
1 comentarios

Primero, felicitar a Llosa y compañía por tremendo logro. Es la primera película peruana que logra tener una nominación al Oscar. Su nombre ya está en las páginas de la historia del Perú.

Pero, a pesar de la alegría que causa en muchos, entendidos y no entendidos en cuestiones del celuloide, hay quienes han hecho de esta nominación, y su consecuente celebración, un nuevo tema de reproche y crítica. He leído comentarios que van desde la película es mala, es lenta, hasta la teta caviar (que se describe en su intensión y dirección en sí misma). En lo personal no he visto la película, no porque no me interese el cine peruano, sino simplemente porque no soy de ver películas en general, pero, no puedo menos que alegrarme por la nominación y mirar, con extrañeza, primero y desconcierto y tristeza, después, la forma en que se busca desacreditar el trabajo de Llosa a través de críticas mal intensionadas, cargadas de envidia y rencor, amén de aquellos que quieren hacer manifiesto político con una película.
Que la cinta es lenta, pues, por no veo qué de malo tenga eso, si es que el argumento lo requiere, eso disgustará a aquellos que están acostumbrados a la velocidad de las películas de holliwood, que de un tiempo a esta parte han sacrificado personajes y argumentos por veloces escenas de acción, con coches chocando, gente golpeando, disparando o muriendo; decir que la película es mala, por ser lenta, me parece un despropósito de ignorantes; que la película es izquierdista y ¿desde cuándo eso tiene que descalificar a una obra? Es decir, para ser nominado al Oscar o cualquier otro premio ¿Debo ser de derecha o un neoliberal? ¿Debo hablar del libre mercado y mostrar el dinero circulando libremente? Vaya tozudés de los discípulos del Banco Mundial y su idea de que no se debe ya escribir un poquito con la zurda; IZQUIERDA CAVIAR, el colmo, o sea, debo ser pobre, andar con mi chompa rota y vivir en una cabaña de esteras para ser de izquierda, pero si tengo dinero y soy de izquierda, soy caviar (claro, sí existe la izquierda caviar, aquella que se llena la boca de idearios trasnochados o de buenas intenciones desde el cómodo sillón en el que me siento a descansar luego de haber trabajado en un banco, sólo por ser un poco testarudos para con los críticos).
Otro de los comentarios que he leído es que "Llosa se aprovechó de los serranos" para hacer su película y que muestra a unos indios ignorantes y retrasados. Señores, en la sierra las costumbres, que no compartimos, por cierto, por no ser de la sierra, son distintas, quizás no tal y como las muestra Llosa (que, al fin de cuentas no tiene por qué hacerlo) y muchas, como las de terminar las celebraciones navideñas con una bronca donde te agarras a puñetazos con tu vecino y puedes quedar con el ojo cerrado o la ceja rota por el golpe o tener que pagar tributo a la tierra cuando quieres algo de ella -cosechar lo que comes-, no las entenderemos y propiciarán la sonrisa complaciente en aquellos que simplemente menos precian sin intentar comprender por qué se hacen esas cosas y desde cuándo. Por otro lado, en la sierra hay aún mucha gente que no tiene acceso a la educación y la cultura, mucho menos a la cultura occidental o es que se han creído los comerciales de gobierno. Pareciera más bien que aquí existe esa vergüenza que busca esconder la tierra bajo la alfombra. Considerar que mostrar a personas que mantienen tradiciones de hace cientos de años es retratar retrasados e ignorantes es no tener ni una pizca de criterio, o es que estos amantes de la cultura oficial no han tenido ni siquiera el decoro de leer a uno de sus más grandes ídolos, el señor Dan Brown; ese mismo señor, que hace las delicias de las charlas culturosas de algunos circulillos intelectuales ha puesto de manifiesto que muchas de las cosas que hacemos tienen orígenes mucho más antiguos que la misma cultura andina y, acaso eso es ser un retrasado o un ignorante. Me parece más bien otro atrevimiento de la ignorancia señalar que esta película no debió ser nominada por mostrar indígenas ignorantes, como si nuestro país estuviese lleno de blanquitos super educados y cultos.
También se ha dicho que la película no muestra la realidad y que eso hace poco seria a Llosa como directora que debió tener más cuidado al mostrar personajes dentro del contexto de una sociedad específica ¿Avatar sí? ¿Titanic sí? ¿King Kong sí? ¿La Vita e Bella sí? ¿Kill Bill quizás? ¿O las series gringas vistas por millones de personas en el mundo sí lo hacen, son fieles a la realidad estadounidense? Ninguna, que yo sepa. La riqueza de un artista no se centra en su capacidad para calcar la realidad, sino para plasmar sus ideas, transmitir su mensaje, poner ante nosotros su visión del mundo. Si lo que quiero es conocer la realidad leo el diario, una revista política o el National Geografic, pero no pretendo verla en una película, porque de antemano sé que eso que veré es ficción y nada más, las ideas, la visión, el imaginario de un director -o directora en este caso-. Una obra de arte no tiene por qué mostrar la realidad, no está obligada a eso; en el caso de la pantalla quien pretende eso debe inclinarse por el documental o el reportaje periodístico, no por la película, con guión y personajes establecidos. Lo que yo veo en una crítica de ese tipo es puro y simple complejo de grupo automenospreciado, aquel que se considera digno de reinvindicación total, aquel que se postula a intocable en su identidad, cuando en realidad los artistas siempre echarán mano de cualquier contexto, lo conozcan o no, para enmarcar su obra que más que plagada de realidad siempre estará plagada de sus propios demonios y guiada por su propia conciencia. Esperar que una película peruana, para que sea nominada, deba retratar cierto lado de la sociedad (excluir aquello que no es raro, que no nos gusta mirar, que nos avergüenza) es puro complejo y desconocimiento de la esa realidad que ellos intentan disfrazar.
En lo mínimo me preocupa que nos vean como un país exótico, porque, la verdad, es que SOMOS UN PAÍS EXÓTICO, como lo es China y sus templos Zen, o Japón y sus templos Budistas, o la India, o México y sus pirámides escalonadas y eso, ¡cretinos! (no me disculpen el exabrupto), no nos hace menos.

A pesar de lo dicho puede que viendo la película termine no gustándome, lo que es, además, totalmente legítimo, porque gustos tenemos todos, y discímiles, y como cualquier obra o película puede o gustarme, como me gusta la música de Calamaro, Sabina junto con la andina o la de Fey, o no gustarme, como no me gustan los poemas surrealistas o las pinturas del abstracto contemporáneo, total o parcialmente; pero eso no me llevará a criticar o no alegrarme de que haya una película peruana que con serranos ignorantes, pobres, dolidos, de costumbres antiguas y exóticas, no se acompleja y es capaz de mirar a la meca del cine comercial (sin llegar a ser uno de esos bodrios con ánimo comercial y acomplejado que han plagado nuestra cartelera nacional en los últimos dos años) y decir: hey, miren, aquí estamos y queremos competir.

Es una pena ver el retraso que tenemos aún como sociedad, sin identidad, invadidos de envidiosos y acomplejados, ciegos por decisión propia que quisieran tapar al Perú bajo un manto de seda francesa y no dejar ver el roído y multicolor manto de lana que nos cubre ¿Hasta cuando seguiremos empujando el carro en la dirección opuesta?

PD: Renzo y Jimena ¿Ya se dieron cuenta que las mujeres pobres y con rasgos andinos no sólo pueden dedicarse a vender chompas en el extranjero sino que, haciendo lo que ustedes hacen, han logrado alcanzar lo que ustedes ni en sus más húmedos sueños ni siquiera rozaron?

PD II: Señores de la agencia que le hizo la publicidad a Brahma, peruano que conquista el mundo ¿Blichero?

¡Felicitaciones a Claudia y Magaly!
¡¡¡VAMOS POR EL OSCAR, CARAJO!!!